TIC 360º Transformación Digital en la Universidad Grupo de Trabajo de Directores TI Crue



  "... el insaciable caciquismo local haga mangas y capirotes del estatuto universitario, se entregue sin pudor a las andanzas del favoritismo en la designación de catedráticos y auxiliares y derive en beneficio de los amigos incondicionales, y no ciertamente para servir altas idealidades..."

(Santiago Ramón y Cajal, El Siglo Médico, 1919) 

Hoy traemos a este espacio el informe:
TIC 360º Transformación Digital en la Universidad Grupo de Trabajo de Directores TI Crue - TIC  Despues de trabajar más de 30 años en la universidad española, hay cosas, que sin duda no pueden expresarse sin faltar al decoro, y no nos gusta faltar ... seguimos como en la primera restauración-como mínimo- y que tan bien expresó Santiago Ramón y Cajal en 1919, mucho antes de la guerra civil, a la que hemos tomado falsariamente como el inicio, indicio del desastre que es muy anterior ...  la universidad en España es fiel reflejo de un aparato cartelista, nepótico ... de un REGyMEN de balidos y su corte y cohorte, y como Mariano Rajoy , altos funcionarios del estado, de familias de ayer, hoy y siempre... #esloqhay .. como lo expresábamos el 30th May 2015 Real Decreto por el que se regula la acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios ... el otrao España la demoGRASIA censitARIA ! los ricos más votos ...pero a lo que íbamos,...  aquí tienen como nos presenta Juan Gómez Ortega, Rector de la Universidad de Jaén, el informe.

Introducción 
Juan Gómez Ortega

 La transformación digital que actualmente se está llevando a cabo en las sociedades de todo el mundo tiene un efecto directo en los ciudadanos, las empresas y las instituciones y entidades del sector público y privado. Las tecnologías digitales (interacción social, movilidad, análisis de la información, inteligencia artificial, la adopción de la nube, etc.) están afectando profundamente a la mayoría de las áreas de la actividad humana. Las organizaciones, sea cual sea su ámbito de actividad, necesitan incorporar estas tecnologías digitales para aprovechar las capacidades que éstas les proporcionan para transformar sus procesos e impulsar nuevos modelos organizativos que les permitan incorporarse de manera adecuada a este nuevo escenario digital.


Estas innovaciones no deberían verse como una simple mutación o transformación de la tecnología que utilizamos en la gestión de los procesos de las instituciones, sino como un cambio real y profundo de paradigma.

La denominada cuarta revolución industrial está generando una ola tecnológica que es disruptiva y que hace que la manera tradicional de abordar una buena parte del trabajo se vuelva obsoleta, obligando a las administraciones a rediseñar sus procesos para acometerlos de una forma nueva y radicalmente diferente. Por lo tanto, es importante que los administradores del sector público reconozcan los beneficios de las nuevas tecnologías, identifiquen los viejos hábitos de las sociedades y las administraciones y sean capaces de gestionar y liderar el cambio.

A pesar de que las nuevas tecnologías están emergiendo más rápido que nunca, los procedimientos, los procesos y las estructuras de las organizaciones y la mentalidad y la cultura para explotar estas tecnologías aún no están en el lugar que les corresponde. Es necesario entender la naturaleza disruptiva de la cuarta revolución industrial.

Y las universidades, instituciones tanto públicas como privadas, se encuentran ante el reto de una transformación a gran escala en un intento de abordar los cambios sociales, culturales y tecnológicos a los que se enfrentan, así como ante la necesidad de dar respuestas adecuadas a las expectativas de los estudiantes, de los profesionales universitarios (personal docente, investigador y de administración y servicios) y de la sociedad en general. Al mismo tiempo, las instituciones de educación superior continúan enfrentándose a una creciente competencia y a fuertes restricciones financieras. Las tecnologías disruptivas son de importancia central en estos procesos de cambio. Desempeñan un papel decisivo en el rediseño del ecosistema universitario mediante la apertura de nuevas oportunidades para coordinar y vincular las diversas misiones, actividades y procesos de las universidades en formas nuevas y múltiples.

La transformación digital es un fenómeno relativamente nuevo y reciente, y no se puede considerar que una organización haya alcanzado en esta parcela el estado final de madurez ni haya conseguido definirla en su totalidad. La digitalización, considerada bien como un nuevo paradigma, bien como un nuevo modus operandi, está teniendo un gran impacto en la manera en que las universidades llevan a cabo sus misiones y funciones principales: formación, investigación y gestión, y sobre todo está modificando profundamente, al igual que sucede en la sociedad en general, la forma en la que se producen las relaciones entre los miembros de las comunidades universitarias y de estos con el resto de la sociedad.

La digitalización requiere que las universidades consideren nuevas estrategias y revisen sus modos de operación para tener éxito en el desempeño de sus actividades y para alcanzar sus objetivos. Al igual que la mayoría de las organizaciones, el sector de la educación superior ha estado explotando las tecnologías de la información de diferentes maneras durante años. Si bien hemos asistido a lo largo de los últimos años a una larga lista de cambios interesantes, como por ejemplo el mayor uso de sistemas de gestión del aprendizaje, la aplicación cada vez más generalizada de instalaciones y complejos sistemas informáticos en muchas de las actividades y disciplinas de la actividad investigadora, o la incorporación paulatina de la administración electrónica, el impacto de las tecnologías de la información todavía es relativamente limitado. Las actividades docente e investigadora mantienen en muchas ocasiones sus enfoques tradicionales, incluso cuando utilizan herramientas TIC.

Hay no obstante una nueva generación de estudiantes, académicos y gestores con nuevas expectativas en lo que respecta al uso de las TIC. Además, hay otros factores externos que impulsan el cambio. La presión social es uno de ellos: las instituciones y entidades consideradas como avanzadas, y las universidades deben incluirse por su propia naturaleza en este grupo, se asocian hoy en día de manera inexorable con el uso de las nuevas tecnologías. La globalización es otro de estos factores: las nuevas tecnologías de comunicación y la disponibilidad casi generalizada de dispositivos móviles de altas capacidades y funcionalidades permiten que el trabajo de docencia e investigación se realice con menos dependencias de tiempo y ubicación.

Los signos visibles de cambio en las universidades españolas son más que evidentes. Y lo que es más importante, la disposición de las instituciones universitarias no solo a incorporar este nuevo paradigma digital sino a asumir parte del liderazgo social en su uso generalizado es incuestionable. La incorporación de las estrategias de gobierno TI en la planificación y dirección estratégica de las universidades es cada vez más habitual, reconociendo de esta manera los equipos de gobierno de las universidades el papel estratégico que debe jugar la política TI de cada institución, que debe considerarse no ya como un soporte tecnológico para el desarrollo de las actividades universitarias tradicionales, docencia e investigación, sino como una parte esencial de la política y estrategia universitarias.

Claramente estamos ante la necesidad de un cambio todavía más profundo en el ámbito de las TIC en el Sistema Universitario Español, e ignorarlo sería un grave error. Las capacidades digitales serán un factor clave para el éxito en el panorama de la educación superior, cada vez más competitiva, y la falta de desarrollo de tales capacidades tendría graves consecuencias. Es por tanto hora de actuar. Este informe plantea una hoja de ruta para el Sistema Universitario Español donde cada institución universitaria tendrá que seleccionar el enfoque más adecuado para comenzar su propia transformación digital.

(...)


(leer más...)

 Fuente: [ CRUE TIC]

Comentarios