miércoles, 11 de noviembre de 2015

Congreso "Educar hoy y mañana. Una pasión que se renueva". Angelo V. Zani: “No me parece justo dar catequesis en las aulas” . Roma . NOV 2015


Hoy traemos a este espacio un congreso mundial de educación "Educar hoy y mañana. Una pasión que se renueva," ... y unas declaraciones . en la revista Vida Nueva,  de Angelo V. Zani, Secretario de la Congregación para la Educación Católica , la entidad organizadora de dicho Congreso:

Angelo V. Zani: “No me parece justo dar catequesis en las aulas” . Publicado el 06.11.2015

Secretario de la Congregación para la Educación Católica

DARÍO MENOR (ROMA) | 

Del 18 a 21 de noviembre, el mundo de la educación católica tiene una cita en Roma, donde se celebra el congreso Educar hoy y mañana. Una pasión que se renueva, en el que participarán 2.000 delegados. El arzobispo italiano Angelo Vincenzo Zani es el secretario de la Congregación para la Educación Católica, el organismo vaticano que organiza el congreso y del que depende este vasto universo formado por 210.000 escuelas, en las que estudian 59 millones de alumnos, y 1.365 universidades y 500 facultades eclesiásticas, con 10 millones de alumnos.
Un repaso a la lección del Concilio Vaticano II sobre educación: 50 años de ‘Gravissimum educationis’

PREGUNTA.- ¿Cómo han organizado el congreso?

RESPUESTA.- Nos dio la idea Benedicto XVI en 2011, en el trascurso de una plenaria del dicasterio, cuando comentó que en 2015 coincidían el 50º aniversario de la declaración del Vaticano II Gravissimum educationis, y el 25º de la constitución apostólica Ex Corde Ecclesiae, de Juan Pablo II. Nos hemos centrado en cuatro áreas. La primera es la identidad y la misión de las escuelas y universidades católicas en el mundo. Debemos interrogarnos sobre lo que son. La segunda es acerca de las personas implicadas: padres, docentes, directores, estudiantes, personal administrativo… El tercer punto es clave: la formación de los formadores. Y el cuarto es el de los grandes desafíos que tenemos delante y que son diferentes a los del pasado.

P.- ¿Cuál es el estado de salud de la escuela católica?

R.- La respuesta varía según los países. Hay un fuerte crecimiento de escuelas católicas en África y Asia, tanto en número de instituciones como de estudiantes. La realidad es un poco más problemática en Europa, donde se nota el proceso de secularización, aunque sigue habiendo situaciones estupendas. Hay países donde la escuela católica es el pilar de la tradición educativa, como en Bélgica, donde el 60% del sistema escolar es de inspiración cristiana. En Italia es del 6-7%, mientras que en Francia llega al 17% y en España está alrededor del 20%.

P.- ¿Cómo deben aplicarse estos principios a determinados contextos que resultan muy negativos para la proclamación del mensaje cristiano?

R.- Este concepto tengo luego que adaptarlo a las diferentes situaciones. En algunos países, la escuela católica es el único lugar donde se hace catequesis. Existe la tradición de que, junto a la parroquia, esté la escuela católica. La preparación a los sacramentos y la catequesis se hace allí, en las aulas. En otras naciones no existe esa tradición. En Italia, por ejemplo, la catequesis se hace en la parroquia y en los colegios solo se da la clase de religión. No me parece justo dar catequesis en las aulas; lo que hay que dar es una correcta educación religiosa. Luego, la persona, si quiere caminar en el sentido religioso, tiene a la comunidad cristiana. (...) 


El congreso nos lo presentan así:

Con motivo de la celebración del cincuenta aniversario de la declaración del Concilio Vaticano II Gravissimum educationis y el veinticinco aniversario de la Constitución Apostólica Ex corde Ecclesiae, la Congregación para la Educación Católica quiere revivir – a través de este congreso mundial – el compromiso de la Iglesia en el campo educativo. Durante los años posteriores al Concilio, muchas veces el Magisterio ha insistido sobre la importancia de la educación y la contribución que la comunidad cristiana está llamada a ofrecer precisamente donde se presenta de forma evidente y no pocas veces dramática una emergencia educativa. En efecto, los centros educativos católicos no son sólo “dispensadores de competencias” pero, precisamente por su naturaleza intrínseca, se caracterizan por ser lugares de encuentro, diálogo y crecimiento mutuo a través de un itinerario de educación para la vida que se abre a los demás con vista al bien común.

Algunos documentos recientes de este Dicasterio y, especialmente, el Instrumentum laboris "Educar hoy y mañana. Una pasión que se renueva"- enviado a las partes interesadas en vista de este Congreso - ofrecen una plataforma ideal para entender y analizar los múltiples desafíos de una sociedad fragmentada en busca de puntos de referencia sólidos. El proyecto específico de las universidades y escuelas católicas se ajusta a estos desafíos, y ofrece una gama de elementos de reflexión en el contexto de la nueva evangelización a través de una atención pastoral renovada y promoviendo iniciativas para una formación integral de todos los actores involucrados en los diferentes sectores de la instrucción primaria, secundaria y terciaria.
(...) Aquí les dejamos el programa del Congreso:
(leer más...) Fuente: [Congreso Educar hoy y mañana. Una pasi´n que se renueva]

buscador

Google