martes, 2 de junio de 2015

Llamada a contribuciones Formación de directivos escolares en el contexto iberoamericano. Revista Iberoamericana de Educación


Hoy traemos a este espacio la  Llamada a contribuciones
Formación de directivos escolares en el contexto iberoamericano.

Convocatoria para el envío de colaboraciones al monográfico Revista Iberoamericana de Educación número 69 (septiembre-diciembre de 2015): “Formación de directivos escolares en el contexto iberoamericano ” Fechas de entrega: junio-julio de 2015
En un mundo cada vez más marcado por una agenda global para la educación, el interés en la gestión escolar ha crecido de manera significativa. Entre los estudios recientes sobre este tema, es oportuno referirse al monográfico de la Revista Iberoamericana de Educación (Nº 67, enero / abril 2015), dedicado a "Los modelos de gestión en los centros educativos de Iberoamérica. Retos y posibilidades", coordinado por Marcia Lopes Rey.
El interés por los directores de las escuelas tiene una importancia estratégica en este debate, en particular, en lo relativo a los retos de su formación. Existe un entendimiento consensuado sobre su importancia respecto a los requisitos y a las modalidades de formación, que varían según las especificidades de cada país y sus realidades. Aunque en general se reconoce la importancia de los directores en la mejora de la educación básica, las formas adoptadas para formarlos son diversas y comprenden diversas perspectivas.
Varios estudios han puesto de relieve la importancia de los directores en la ejecución de las reformas educativas desde finales del siglo pasado (Gargallo, 1994) y a comienzos de este siglo XXI (Braslavsky , 2006 ; Pont , Nusche y Moorman , 2009). En el intervalo de estas dos últimas décadas se han producido cambios significativos en relación con las expectativas y el papel desempeñado por estos profesionales. Si bien en el pasado la administración de la escuela se limitaba a ejercer a través de actividades rutinas de carácter especialmente técnico-burocráticos; poco a poco este liderazgo está siendo llevado a cabo por los equipos directivos escolares. Volviendo así su atención a la "capacidad de conducción" en la promoción de un "aprendizaje de calidad” (Braslavsky , 2006, p . 91) .
El liderazgo pedagógico de los directores y equipos escolares (Albornoz, 2007) tiende a destacar en este contexto. Esta situación cambia la perspectiva, pasando a depender de la relación entre dos factores: por un lado, la profundización de los estudios sobre la eficacia escolar, que afirman el liderazgo de estos actores en la promoción de una cultura de aprendizaje; por otro, el surgimiento de políticas públicas y estrategias con un fuerte énfasis en la gestión escolar.
Hay que tener en cuenta la agenda internacional educativa, iniciada en la Conferencia “Educación para Todos” de Jomtien, Tailandia (1990), y los compromisos asumidos por los países iberoamericanos en el documento Metas Educativas 2021 - la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios, así llamado porque entre los años 2009 y 2021, la gran mayoría de los países iberoamericanos celebran 200 años de independencia. Es en la XVIII Conferencia Iberoamericana en 2008 donde se decidió que los países fortalecerían la posición de la educación en las políticas públicas con el objetivo de mejorar la calidad y equidad de la educación para combatir la pobreza y la desigualdad; con el fin de promover la inclusión social de las poblaciones de sus respectivos países, para lo que se establecieron 28 metas. El documento fue aprobado en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en 2010 en Mar del Plata, Argentina. Durante este período hay que destacar los esfuerzos realizados por los países de Iberoamérica para alcanzar los objetivos fijados, lo que lleva a la aplicación de mecanismos legales destinados, entre otras cosas, a definir los requisitos de calificación, habilidades y características para la ocupación de puestos en la dirección escolar.
Discutir sobre la formación de la dirección escolar implica investigar las relaciones establecidas entre la educación superior y la educación básica en los países; considerando que son las instituciones de educación superior donde los profesionales actúan y es en la educación primaria en las que adquieren su formación inicial. Como muestra la literatura sobre esta área, la naturaleza y calidad de esta formación tienen un fuerte impacto sobre el ejercicio de la profesión. En algunos países, las acciones de formación continua también se llevan a cabo, al menos en parte, a través de esfuerzos conjuntos de los gobiernos con las instituciones de educación superior. En otros contextos, el locus de formación se desplaza hacia el entorno escolar, suponiendo esto una función de intercambio de experiencias y de cooperación horizontal inter-pares. Teniendo en cuenta las múltiples circunstancias de formación que existe en el contexto iberoamericano, este número monográfico tiene como objetivo explorar las siguientes áreas:
  1. Formación inicial de los directores de escuela
  2. Iniciativas de formación continuada en los directivos escolares
  3. Profesión y estudios de los directores escolares
  4. Legislación y normativas relativas a la dirección escolar
  5. Tendencias emergentes del aprendizaje cooperativo entre los gestores escolares
Las normas para el envío de artículos están disponibles enhttp://www.rieoei.org/formulario_colaboraciones.php

(leer más...) Fuente: [ RIE ]

buscador

Google