jueves, 15 de agosto de 2013

#INtransicion (I): No se os puede dejar solos [1983] ..documental censurado ..por? OTRO FRANCO!!


Hoy  traemos a este espacio un Documental realizado  entre 1979 y 1980  (.. como tantos otros  que hablaban de la ESTAFA perpetrada por #PPCiuSOE & #CCeOOeUGT  ( como posteamos el domingo, 15 de abril de 2012 España ahora y siempre es negra, como el betún. La censura en España #14abril ... Rocío , el poder de los obispos, El Canto de la Sierra , #Andalucia #república e #INtransicion en esta falsa  transición donde siguieron mandando los de siempre, dando hueco a la "dirigencia" de una oposición dentro del régimen ... demograsia  en el que las élites se lo fabricaron todo para no contar con un pueblo, ....que ...
FRAGA- USA (FRANCO- OPUS - JUAN CARLOS I) ALEMANIA- GONZALEZ... andaba tambien por allí el PCE ... Baste recordar  los 7 jinetes del apocalipsis que REDACTARON EN SECRETO LA CONSTITUCIÓN, cosa que tuvo que descubrir un periodista de los de antes, como los de este video  ...  sin PROCESO CONSTITUYENTE Y SIN UNAS CÁMARAS ELEGIDAS única y exclusivamente para eso ... un PACTO MAFIOSO ...
mafia.
(Del it. mafia).
3. f. Grupo organizado que trata de defender sus intereses.
Piensen en que este video sea una píldora de historia contemporánea sobre España , ahora que está tan de moda el video y la academia khan... y lo que se ha contado como "historia oficial" ... hay otras muchas historias , .. y es que, el que piense que la historia de la educación y el sistema elegido teórico, epistemológico y práctico  de creación y desarrollo está al margen de la propia constitución de su sistema de gobierno, y gestión y conformación de las bases teóricas de su forma de dotarse de representación nacional ...pues ... de un pacto OCULTO POLITICO , un pacto OCULTO EDUCATIVO (cuantas leyes llevamos? ... que ha cambiado?) .. quien le hizo KABOOOOOMMMM a Carrero realmente?

.. y es que , que hoy en día , Juan Carlos I , o un partido como el Partido Popular defienda en sede parlamentaria que Franco hizo el bien por España ... es faltar a la primera norma democrática (la constitución es papel mojado al lado de eso) : UN GOLPISTA CON sólo UNA PARTE DEL EJÉRCITO DE UN PAIS QUE SE ARROGA LA REPRESENTACIÓN DE TODO UN PUEBLO CON LAS ARMAS A TIRO LIMPIO (q había votado por la república legalidad vigente y que produjo millon muertos) NO ES DEFENDIBLE por que entonces estas incitando a que si el pueblo se descarría ZAS otra  y otra vez y toas las que hagan falta .. como dice un falangista en el video ... el pueblo no sabe lo que quiere NOSOTROS Y LA UNIDAD EN DESTINO DE LO UNIVERSAL DE LA PATRIA DE LA INQUISICIÓN TE LO DARÁ POR TI ... CALLA Y OTORGA ... O? #asiNO #asinosva .... quienes mandaban DURANTE UNA DICTADURA contentos y en el poder se hicieron demócratas de golpe ???!!!  .. acaso una judicatura, policía, guardia civil, .. y toda la estructura del Estado que siguieron en SUS PUESTOS o fueron ASCENDIDOS por sus méritos en las calles ... se hizo democrática por ciencia infusa constitucional? ...se repartieron melojas constitucionales? ... lo que ocurrió entre 1976 y 1980 lo desmiente ... pero no hablamos del "guerracivilismo" (que le interesa , ahora, al cártel) sino de algo reciente ... el asesino  de la joven YOLANDA GONZALEZ, CONDENADO y CONFESO, que se fugó Emilio Hellín ... es ahora contratado por el gobierno Rajoy para formar A CUERPOS DE POLICIAS DEL ESTADO ... #meloxpliquen

La Policía, la Guardia Civil y la extrema derecha provocan más de un centenar de muertes, en intervenciones represivas institucionales o en “incontroladas” agresiones de carácter “ultra” , entre 1976 y 1980. Adolfo Suárez preside el Gobierno y Rodolfo Martín Villa, el general Antonio Ibáñez Freire y Juan José Rosón, su cesivamente, están al frente del ministerio del Interior.

Sino piensen en 5  sucesos sin JUSTICIA :

1) el 3 de marzo de 1976 en la localidad española de Vitoria, capital de Álava (País Vasco), pocos meses después de la muerte del dictador Francisco Franco y en plena Transición Española. Durante una jornada de huelga, la Policía Armada lanzó gases lacrimógenos para desalojar a los trabajadores que estaban reunidos en asamblea en la iglesia de San Francisco de Asís, situada en el barrio obrero de Zaramaga, y disparó contra los que salían de la iglesia. La actuación policial se saldó con cinco personas muertas Francisco Aznar Clemente, Pedro María Martínez Ocio, Romualdo Barroso Chaparro, José Castillo García y Bienvenido Perea ) y más de 150 heridos de bala....

Manuel Fraga Iribarne, entonces Ministro de la Gobernación, junto con Rodolfo Martín Villa, Ministro de Relaciones Sindicales, Adolfo Suárez González. Ministro Secretario General del Movimiento y el General Campano, director de la Guardia Civil, intentaban, visitando a los heridos, reducir el impacto de su decisión.... fueron NO YA condenados .. sino simplemente IMPUTADOS?  #asinosva .... si las muertes no se juzguan  y se esclarecen ... el resto de lo que nos quieran contar sobra ...

y no fue el único caso en que las FOP , las fuerzs de orden público , los grupos de ultraderecha, la guardia civil y el ejército se dedicaban a matar  e imponer SU LEY DE SILENCIO .. por lo ancho y largo de la geografía  para todos aquellos q no querían aceptar el PACTO del cártel.....más de 100 muertos ... sin que hubiese en la inmensa mayoría de los casos CASTIGO PARA LOS CULPABLES Y JUSTICIA PARA las víctimas...  4 ejemplos más de ESTUDIANTES jóvenes muertos , con sus asesinatos sin esclarecer , o como en el caso de Yolanda ... ahora el asesino segun la justicia es asesor del Gobierno de Rajoy ... , hay 100 casos más pero por ejemplificar basten estos:

2) El 13 de agosto de 1976, Francisco Javier Verdejo Lucas, estudiante de 19 años, muere en Almería por disparos de la Guardia Civil. Recibe un balazo por la espalda mientras hace una pintada: “P an, trabajo y lilbertad”. Es plena feria patronal en la localidad andaluza y el suceso conmociona a toda la provincia. Javier es hi jo de un personaje muy conocido en aquellas tierras, Guillermo Verdejo, un franquista recalcitrante que ha sido presidente del Colegio de Farmacéuticos y alcalde de Almería. Cuando los guar dias civiles que han asesinado a su hijo se presentan ante él para o frecerle sus excusas, intentando explicarle que lo ocurrido ha s ido fruto de un accidente, el padre de la víctima les contesta que sólo han cumplido con su obligación. Los familiares del fallecido int entan que el entierro pase despercibido, pero la gente abarrota la iglesia de la Virgen del Mar. Varios camaradas del Javier, que mi litaba en la Joven Guardia Roja, organización juvenil del Partid o del Trabajo de España (PTE), y miembros de otros partidos de izqui erda arrebatan el féretro a la familia y lo llevan en hombros hast a el cementerio, al frente de una gran multitud. El gobernador civil de Almería es el fiscal Roberto García Calvo, que en 2001 llegará a magistrado del Tribunal Constitucional. Ordena la detención de qui enes han paricipado en “el secuestro del cadáver” durante el entierro, pero no realiza ninguna investigacion sobre las circunstanc ias en la que se ha producido la muerte del joven comunista y archiva r ápidamente el caso. Cuando es designado juez del Tribunal Constitucional, 25 años después, respaldado por el gobierno de José María A znar, a nadie se le ocurre preguntarle por el asesinato de Javier Verdejo.



3) El 13 de diciembre, en Madrid, tras una manifestación estudiantil contra la Ley de Autonomía Universitaria (LAU), mueren, a consecuencia de los disparos efectuados por la policía, los estudiantes José Luis Montañés Gil y Emilio Martínez Menéndez. Ese día se celebran cuatro manifestaciones en la ca pital. Una por la mañana, autorizada, patrocinada por el movimiento s indical universitario, a la que asisten decenas de miles de estudiantes y en la que se producen fuertes enfrentamientos con la poli cía. Las otras tres tienen lugar por la tarde. Una en Cuatro Camin os, convocada por la Coordinadora de Enseñanza Media y Formación Profesional, en la que se reproducen los enfrentamientos con las FOP. Otra en la calle de Princesa, donde los estudiantes de las uni versidades madrileñas han convocado a la misma hora una concen tración. Los estudiantes de las dos manifestaciones estudiantile s, disueltos violentamente por la policía, van protagonizando di stintos “saltos” por el centro de la ciudad, acercándose a una terce ra manifestación, convocada por CCOO, USO y el Sindicato Unitario, qu e en esos momentos transcurre por la calle de Embajadores. Lo s estudiantes y los obreros confluyen a la altura de la Ronda de Va encia, cerca de la Glorieta de Embajadores, donde se levantan barri cadas para impedir el paso de los vahículos policiales.

La dotación de un Land Rover policial comienza a disparar sus subfusiles y provoca dos muertos y varios heridos de bala. En el costado de un autobús de la EMT, cruzado en la Ronda de Valencia, se pueden ver decenas de orificios de bala, a la altura de la cabeza de los manifestantes. Cuando la concentración está prácticamente disuelta , policías antidisturbios, en obvio estado de ebriedad, se ded ican a introducír sus dedos en los agujeros que han provocado los pro yectiles, entre risotadas, y chapotean con sus botas en los charcos que la sangre de los muertos ha dejado sobre el asfalto.



Varios testigos presenciales de aquella barbarie so mos citados a declarar ante el juez instructor del caso, Clemente Auger, magistrado del juzgado de Instrucción nº 3, que, po r primera vez en la Transición, solicita el procesamiento de tres po licías como presuntos autores de un delito de homicidio. Son lo s funcionarios Francisco Antonio Garrido Sánchez, Juan José López Tapia y Manuel Ortega García. La reconstrucción de los hechos realizada por el ju ez difiere enormemente de la versión oficial dada por la Dirección General de Seguridad y el ministro del Interior Antonio Ibáñez Freire. José Luis Montañés ingresa ya cadáver en el Hospital Provincial, a consecuencia de un disparo que le atraviesa el cuel lo. Emilio Martínez presenta una herida en el hemitórax derech o y se le extrae la bala. Se comprueba que ha sido disparada por un policía nacional Manuel Ortega García. Otro funcionario, Antonio Fra ncisco Garrido Sánchez, reconoce haber disparado ocho veces al air e. Sin embargo, sus balas hieren a Luis Sáenz Robles en una rodilla y a Esteban Montero en el cuerpo. Se producen enormes presiones policiales y hay una gran crispación en los centros sanitarios donde están ingrsados los heridos.

La policía intenta recuperar las balas. La versión policial de que el jeep estaba acorralado no se sostiene, la desmienten numerosos testigos presenciales y, ademá s, resulta elocuente comprobar la ubicación de algunos de los heridos: María Patricia McAnurty, de nancionalidad británica, que se encuentra visitando Madrid como turista, recibe un impacto de bala en la calle de Bernardino Obregón. Esteban Montoro es herido de bala cuando está en la Glorieta de Embajadores. Sólo Luis Sáenz Robles recibe el disparo a menos de 50 metros del jeep, cuando está junto a la calle de Valencia. Pero el gobernador civil Juan José Ros ón no varía su versión. Continúa sosteniendo que el jeep policial ha sido agredido y rodeado, a pesar de las evidencias en contra que va desvelando la instrucción judicial. El sumario cuestiona también claramente las roturas que presenta el vehículo, supuestamente maq uillado para la ocasión por orden del comandante de las FOP Jaime T ogores Franco Romero, jefe de servicio en la DGS el 13 de diciemb re, quien, según sus propias declaraciones, se encarga de conducier él mismo el coche policial, desde la Casa de Socorro a las depe ndencias de la DGS en la Puerta del Sol. La dotación del jeep tar da más de tres horas en llegar desde el lugar de la manifestación hasta el centro sanitario, que está a menos de dos kilómetros. Al p arecer, “por problemas de tráfico”.

Los policías presentan también numerosas piedras que, según ellos, han sido lanzadas contra el Land Rover. Luego se comprueba que proceden de un río. Televisión Española repite hasta la saciedad que a José Luis Montañés se le ha encontrado una bolsa con setenta mil pesetas. Lo que no se aclarará más tarde es que, investigada la procedencia del dinero, se puede comprobar que el estudiante fallec ido trabajaba como cobrador en la agencia de viajes Marsans y ese es el resultado de la recaudación del día. Todos los sobres con el dinero llevan el membrete de Marsans. Uno de ellos, que contiene 38. 403 pesetas, está, curiosamente, a nombre de la mujer del ministro de Universidades, González Seara. Es el pago por unos billetes para el vuelo Madrid-Viena.

El día de la reconstrucción judicial de los hechos, dirigida por Clemente Auger, los policías presentes no cesan de amenazar e intimidar a quienes hemos sido citados como testigo s y el juez tiene que ordenarles que se retiren unos metros. Cuando l a autoridad judicial desaparece, destrozan a patadas el pequeño túmulo construido con velas en el lugar donde cayeron muer tos los dos jóvenes. Un documental elaborado en súper ocho por dos estudiantes de la facultad de Ciencias de la Información, en el que se recogen esclarecedores testimonios y se reconstruyen minuci osamente los hechos, es secuestrado por la autoridad gubernativa , que también ordena detener a los autores de la cinta. El juez Clemente Auger eleva la instrucción del cas o a la Audiencia Provincial, solicitando el procesamiento de los tre s policías. Forman parte de la Sección 1ª de la Audiencia Provincial los magistrados Francisco Alberto Gutiérrez Moreno y Alberto Leiva Rey, este último ha sido gobernador civil de Sevilla en vida de Franco. Cuando tomó posesión de ese cargo en la ciudad hispalense, manifestó públicamente en su declaración de intenciones: “Hago poco, pero duro”. Y el gracejo sevillano lo bautizó como “el estreñido”. Preside la sala el magistrado Luis Pérez Lemaur García, a quien le gusta lucir ostensiblemente la bandera n acional con el aguilucho franquista en su chaqueta. El procesamien to de los tres policías es denegado y se archiva el caso.

Cinco años más tarde, el 13 de diciembre de 1984, uno de los testigos de los asesinatos de José Luis y Emilio, José Luis Carrero Arranz, participa en una manifestación en recuerdo de los dos jóvenes asesinados, que también es reprimida por la policía. Cuando ya se retira de la zona, recibe un balazo por la es palda. Afortunadamente, el disparo de la policía no le afe cta a ningún órgano vital y consigue salvar la vida. En el hospi tal del Instituto de Cirugías Especiales (ICE), en San Bernardo, donde e s operado con éxito el herido, se vuelve a repetir una historia y a vivida en 1979. Ahora está en el gobierno el PSOE y el ministro del Interior es José Barrionuevo, antiguo miembro del SEU franquista, re convertido al socialismo de Felipe González, pero hay cosas que no cambian. Esta vez, los policías sí consiguen arrebatar el proyectil a los médicos. Dos agentes esperan a pie de quirófano a que termine la intervención y obligan al cirujano a que les entregue la bala que ha herido a José Luis Carrero. Nunca se sabrá qué policía disparó contra él.



3) El 4 de diciembre de 1977, durante la celebración en Málaga de una manifestación multitudinaria y autorizada, a favor de la autonomía andaluza, muere por disparos de la policía Manuel José García Caparrós, de 18 años. Los responsables de la Diputa ción de Málaga no permiten que ondee en el edificio la bandera bla nquiverde andaluza y un grupo de fascistas, protegido por la policía, increpa a los concentrados, algunos de los cuales responden a los provocadores. Los policías cargan violentamente, si n previo aviso, y disparan contra los manifestantes pelotas de goma y botes de humo. En determinado momento, llegan a hacer uso de sus a rmas reglamentarias y disparan fuego real. Cae muerto de un disparo García Caparrós, militante del PCE y miembro de CCO O. La Policía Armada llega hasta el Hospital Civil persiguiendo a los heridos e incluso ametralla la fachada del edificio. El día s iguiente, la Guardia Civil irrumpe en las instalaciones de Radio Juventu d y apalea al periodista Rafael Rodríguez, que ha calificado la m uerte de Manuel como un “asesinato”. El ministro Martín Villa rech aza airado este término y nombra al entonces subdirector General de Seguridad José Sáinz, veterano torturador franquista, para que inv estigue los hechos. No habrá ningún responsable del crimen. La periodisa Kety Castillo es autora de una profund a investigación sobre el caso, la más completa que se ha realizado. Su trabajo de indagación ha quedado magníficamente recogido en el reportaje “4 D: La verdadera historia”, por el que recibió el pr emio “28 de febrero” al mejor programa de radio emitido en 2002 , otorgado por al Consejo asesor de RTVE en Andalucía. Según varios testigos con los que pudo entrevistars e Castillo, Manuel José García Caparros, trabajador de la fábri ca de cerveza Victoria, fue asesinado por un mando de la Policía Armada, un “sargento grueso”, cuyo nombre fue silenciado. Y nu nca pagó por su crimen. Fueron varios policías antidisturbios los q ue sacaron sus armas reglamentarias e hicieron disparos durante l a brutal represión contra la manifestación proautonomía que se estaba celebrando aquel día. El gobernador civil de Málaga es entonces Enrique Riverola, quien manifiesta después de los sucesos: “se llegará en l a investigación hasta las últimas consecuencias, sin componendas de ningún tipo ni ocultar ninguna verdad”. “La Historia ha demostrado que sus palabras se las llevó el viento”, afirma Kety Casti llo, 26 años después del asesinato de Manuel. En diciembre de 1977, el ministerio del Interior lo encabeza Rodolfo Rodolfo Martín Villa, y el más cercano y directo re sponsable de los hechos es el presidente de la Diputación Provincial de Málaga, Francisco (“Pancho”) Cabezas, un falangista y franq uista violento que se niega a colocar la bandera andaluza en el ba lcón principal del edificio oficial, tal y como han acordado las fuerz as políticas parlamentarias de toda Andalucía. “Durante la manif estación tiene un papel muy destacado la extrema derecha, con el l íder local de Fuerza Nueva, Enrique del Pino a la cabeza”, señala Castillo. “Del Pino y los suyos increpan a los manifestantes desde las puertas de la Diputación, haciendo ondear banderas franquistas, p rotegidos por la policía. Los manifestantes responden a las provocac iones lanzándoles piedras y naranjas y reclamando a grito s la dimisión de Pancho Cabezas”. En ese momento, un joven manifestante trepa por la fachada de la Diputación, hasta llegar al balcón principal, y col oca una bandera andaluza junto a la española. “Se inicia entonces u na carga brutal de la policía, indiscriminada y desproporcionada”, con tinúa Kety Castillo. “Hay que tener en cuenta que allí hay más de doscientos mil manifestantes, entre los que se encuentran fami lias enteras con numerosos niños, mucho de ellos bebés en sus cochec itos”. Durante la carga, un grupo de manifestantes se enfrenta con la policía y, de repente, se producen los disparos que provocan la m uerte de García Caparrós. El mando de la fuerza pública que dispara contra él se refugia en el cuartel de la Policía Armada. Y comi enzan en Málaga tres días de estado de sitio. “Un grupo minoritario practica la guerrilla urbana, intenta asaltar el cuartel donde se refugia el asesino y mantiene duros enfrentamientos con las fuerzas po liciales”, añade Castillo. “Hay barricadas por toda la ciudad y la p olicía aremete contra todo el que lleve un crespón negro o la band era andaluza. Por la calle no pueden ir más de dos personas juntas si n exponerse a recibir un tanda de golpes sin mediar palabra”. El juez que instruye el caso es Mariano Fernández B allesta, otro notorio franquista que todavía continúa en activo, en 2004, como juez suplente de la sección 5º de la Audiencia Prov incial de Málaga. Al mes de iniciarse el sumario se inhibe a favor de la jurisdicción militar. El año siguiente, el sumario vuelve al juz gado de instrucción nº 3 de Málaga. El fiscal que interviene es Luis Po rtero, que morirá en atentado de ETA, en octubre de 2000, siendo Fisc al Jefe del Tribunal Supremo de Justicia de Andalucía. Ejerce l a acusación particular el abogado Alfredo Martínez Robles, vete rano militante del PCE ya fallecido. El asesinato de García Caparrós ha prescrito, quedando impune al no aclararse judicialmente quién fue el autor material de los disparos.

“Los partidos políticos l levaron a cabo un pacto de silencio y sacrificaron el esclarecimiento de los hechos en pro de la “concordia””, afirma Kety Castillo. A lo largo de su minuciosa investigación, la periodista pudo comprob ar que el sumario del caso ha desaparecido de la Audiencia Provincial de Málaga. “Durante 25 años se ha difundido el error d e que fue García Caparrós quien colocó la verde y blanca en el balcó n de la Diputación”, señala Castillo. “Pero en Málaga siemp re se ha sabido que eso no fue así. Se desconocía la identidad del joven que, en realidad, escaló por la fachada, arriesgando su vid a, para poner la bandera andaluza en el lugar que le correspondía. Y o conseguí identificarle: se trataba de Juan Manuel Trinidad Berlanga, un escayolista que tenía entonces 19 años y ya ha fallecido”.

En Sevilla, ese mismo día en que muere Caparros  en Sevilla, como en todas las capitales andaluzas se celebra la misma manifestación en la foto de arriba se ve la SEde de Fuerza Nueva encima de una pastelería famosa al lado del ayuntamiento bajan con banderas franquistas 2 vestios de falangistas ... lo sé xq estábamos justo al lado con un amigo ... al momento un disparo sale de la sede ... allí había conocidos prebostes futboleros de la ciudad ... la policía en vez de subir a detener al que ostentosamente enseñó la pistola ... disuelve la manifestación de miles de personas y familias pacíficas ....


5) La noche del 1 de febrero de 1980 es asesinada por un comando ultraderechista la estudiante Yolanda González Martín, de 18 años. Esa misma tarde, David Martínez Loza, Emilio Hellín Moro, Ignacio Abad y el policía nacional Juan Carlos Rodas Crespo se han reunido en un piso del centro de Madrid. Martínez Loza, res ponsable de la “Sección C”, la estructura militar de Fuerza Nueva, les ordena secuestrar y matar a la joven Yolanda González, jov en militante del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) que se ha destacado en la lucha de los estudiantes universitarios y de ens eñanza media contra la Ley de Autonomía Universitaria (LAU), que está teniendo lugar durante los últimos meses. Las movilizaciones estudiantiles han sido reprimidas duramente por la policía y en e l transcurso de una manifestación, el 13 de diciembre, han muerto J osé Luis Montañés y Emilio Martínez. Yolanda ha nacido en 1961 en el barrio bilbaíno de Deusto y estudia Electrónica en el Centro de Formación Profesional de Vallecas. Más tarde, Martínez Loza confirma telefónicamente sus órdenes. La operación adquiere prioridad sobre la prevista colocación de una bomba en los locales de “Publicidad Cinco Cero”, ag encia del grupo Z (Interviú es una de las obsesiones de los ultrade rechistas durante la Transición). Félix Pérez Ajero y Ricardo Prieto Díaz –miembros de Fuerza Nueva-, el policía Rodas y el guardia civ il Juan José Hellín Moro, hermano de Emilio Hellín, se quedan vi gilando en los alrededores del portal 101 de la calle de Tembleque –Aluche-, mientras éste y Abad secuestan a Yolanda. La llevan hacia San Martín de Valdeiglesias y allí, en plena carretera, le disparan dos tiros en la sien –Hellín- y uno en el brazo –Abad-. En la más pura tradición de los “paseos” franquistas. El atentado lo reivindica el Batallón Vasco Español, que también ha hecho lo pro pio con el asesinato en Eibar de José Miguel Zubikaray, el mis mo día 1 de febrero. A Yolanda probablemente la asesinan pasada s las 24 h., ya el día 2. Tras la detención de Hellín y Abad, se descubre que en los pisos francos alquilados a nombre del primero y en los lo cales de su escuela de electrónica, un conjunto abrumador de me dios a su disposición: armas, cartuchos de goma-2, material d e grabación, transmisión y emisión, granadas de mano PO, reglame ntarias del Ejército español, material auxiliar de explosivos, detonadores de mecha corta, cebos electrónicos, un bolígrafo pisto la... y lo más interesante: receptores emisores de la Guardia Civi l y un terminal de computador Skaner VHF, conectado directamente con e l computador central del “Grupo 8” de los Servicios d e Información de la Guardia Civil. Se descubre que ese minicomput ador-terminal corresponde a una partida de ingenios de la misma serie vendidos al Estado y destinados al ministerio del Interior. Es desconectado, sin orden judicial, por los inspectores encargados de l a investigación y desaparece para siempre, a pesar de todos las gesti ones que se hacen para conocer su paredero y poder recuperarlo. Félix Pérez y Ricardo Prieto, a pesar de pesar que sobre ellos una orden de búsqueda y captura, continúan viviendo dur ante meses en sus domicilios. David Martínez Loza es detenido per o obtiene la libertad del titular del juzgado nº 1 de la Audienc ia Nacional, el reconocido juez franquista Ricardo Varón Cobos, que decide no procesarle. Este magistrado se opone también al reg istro de la sede de Fuerza Nueva en la calle madrileña de Mejía Lequ erica. Posteriormente, las resistencias judicales continúa n obstruyendo la investigación. Los abogados de la acusación particu lar dirigen fuertes críticas a la actuación, en las diligencias sumariales, del fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ibáñez, que califica los hechos como un delito de homicidio, no de asesinato . Señalan que el fiscal no se ha tomado la molestia de escuchar siqu iera las cintas magnetofónicas intervenidas a los procesados, ni ha estado presente en las declaraciones antes el juez de algunos testi gos propuestos por la acusación particular. Insisten en que, a través de la investigación del asesinato de Yolanda, “se puede profundizar en las conexiones de miembros de los aparatos de seguridad del Estado con organizaciones ultraderechistas”. Finalmente, Hellín es condenado a 43 años de prisió n y Abad a 28, como autores materiales de la muerte de Yolanda. Ad emás, Félix Pérez Ajero y José Ricardo Prieto Díaz, subjefe y s ecretario de Fuerza Nueva en el distrito madrileño de Arganzuela , son condenados a seis años, por allanamiento de morada y detención ilegal. Y David Martínez Loza, jefe nacional de seg uridad de Fuerza Nueva -que es defendido por Antonio Muñoz Perea, ye rno de Blas Piñar-, a otros seis años, como autor del asesinato por inducción. “Aún pienso en esos momentos que mi hija pasó hast a que la mataron, eso es algo que no podrá olvidar”, afirma Lidia Martín, la madre de la joven estudiante bilbaína. “Los momento s de Yolanda desde que entraron en su casa, la tiraron al suelo, revolvieron todo, la amenazaron, la pegaron,la hicieron bajar al coch e con la pistola pegada a los riñones, la llevaron al campo en plena noche oscura, mientras le pegaban y le escupían en la cara...” Emilio Hellín se escapa de la prisión de Alcalá de Henares unos meses después de su detención, pero pronto es captu rado de nuevo. A pesar de este hecho, en 1987 se beneficia, insóli tamente, de un cambio de clasificación en su situación penitenciar ia, autorizado por el juez Jesús Vallés y, a continuación, el juez de vigilancia penitenciaria de Zamora, Jose Donato Andrés, le con cede un permiso. Hellín lo aprovecha para fugarse nuevament e. Varios años Después, es localizado en Paraguay por el redactor de Interviú José Luis Morales, se consigue su extradición y vuelve a prisión. En la actualidad, ya se encuentra definitivamente libre, como todos los demás implicados en el asesinato de Yolanda.

 .... y hay muchos casos más sin JUSTICIA ... donde estan las asociaciones de VICTIMAS DEL TERRORISMO  aquí ...  o como decía MARTIN VILLA 
El lunes 10 de julio, la protesta por la muerte de Germán Rodríguez se extiende a toda Euskadi y hay un nuevo muerto. E n San Sebastián, José Ignacio Barandiaran Urkiola, de 19 años, natural de Astigarraga, fallece a consecuencia de un disparo e n el pecho, cuando se manifiesta en las inmediaciones de la cuesta de Aldapeta.
"LOS NUESTROS SON ERRORES LO OTRO SON CRÍMENES" después de los muertos en Pamplona en los Sanfermines 1978.. otros de los que, todavía, no hemos hablado ... iban por los que eramos jóvenes para atajar cualquier salida REAL, JUSTA y DEMOCRÁTICA ?... en mi barrio han vuelto a aparecer AHORA banderas con el agilucho ... ?????

... ya lo decían en la época Tó quea ATAO y BIEN ATAO


(leer más...)
Fuente: [youtube, de los datos "La sombra de Franco en la Transición" de Alfredo Grimaldos  ]

buscador

Google