miércoles, 30 de marzo de 2011

Trabajo, marxismo ... y violencia simbólica: “El usuario-alumno pasa a ser el protagonista y responsable único dla formación” Entrevista a @juandoming


La confusión de sentimientos que rodea la cuestión del trabajo se puede explicar así: la noción de trabajo siempre está oculta bajo dos dimensiones contradictorias: una dimensión de explotación y una dimensión de participación. Explotación de la fuerza de trabajo individual y colectiva por la apropiación privada o social de la plusvalía; participación en una obra común mediante los lazos que se tejen entre los que cooperan en el seno del universo productivo. Las dos dimensiones están viciadamente confusas en la noción del trabajo, lo que explica la indiferencia de los trabajadores, a fin de cuentas, ante la retórica marxista, que niega la dimensión participativa, como ante la retórica del management que niega la dimensión explotadora. De ahí, también, la ambivalente relación con el trabajo, al tiempo deshonrado en tanto nos convierte en extraños a lo que hacemos y adorado en tanto es una parte de nosotros la que se decide. El desastre, aquí, es previsible: reside en todo lo que ha necesitado destruir, en todos aquellos que ha necesitado desarraigar para que el trabajo acabe por aparecer como la única manera de existir. El horror del trabajo es menor en el propio trabajo que la destrucción metódica, desde hace siglos, de todo lo que no es trabajo: familiaridades de barrio, de oficio, de pueblo, de lucha, de parentesco; apego a los lugares, a los seres, a las estaciones, a las maneras de hacer y de hablar.

La insurrección que llega. Comité invisible

Las escuelas como falsos servicios de utilidad pública
Al igual que las carreteras, las escuelas dan a primera vista, la impresión de estar igualmente abiertas para todos los interesados. De hecho están abiertas sólo para quienes renueven sin cejar sus credenciales. Así como las carreteras crean la impresión de que su nivel actual de costes anuales es necesario para que la gente pueda moverse, así se supone que las escuelas son indispensables para alcanzar la competencia que exige una sociedad que use la tecnología
moderna. Hemos expuesto las autopistas como servicios de utilidad pública espúreos observando cómo son dependientes de los automóviles privados. Las escuelas se fundan en la hipótesis igualmente espúrea de que el aprendizaje es el resultado de la enseñanza curricular.
Las carreteras son las consecuencias del deseo y necesidad de movilizarse que es pervertido
para convertirlo en la demanda de coches privados. Las escuelas pervierten la natural inclinación a desarrollarse y aprender convirtiéndola en la demanda de instrucción. La demanda de una madurez manufacturada es la abnegación mucho mayor de la actividad iniciada por uno mismo que la demanda de bienes manufacturados. Las escuelas no sólo están a la derecha de las escuelas y los coches; tienen su lugar cerca del extremo del espectro institucional ocupado por los asilos totales. Incluso los productores de recuentos de cuerpos matan solamente cuerpos. Al hacer que los hombres abdiquen de la responsabilidad de su propio desarrollo, la escuela conduce a muchos a una especie de suicidio espiritual. Las carreteras las pagan en parte quienes las utilizan, puesto que los peajes e impuestos al combustible se obtienen sólo de los conductores. La escuela, en cambio, es un sistema perfecto de tributación regresiva, en la que los privilegios cabalgan sobre el lomo de todo el público pagador. La escuela fija un gravamen por cabeza sobre la promoción. El subconsumo de distancias recorridas por carretera no es nunca tan costoso como el subconsumo de escolarización. El hombre que no posea un coche en Los Ángeles posiblemente esté casi inmovilizado, pero si se ingenia de algún modo para llegar a un lugar de trabajo, podrá conseguir y conservar su empleo. El desertor escolar carece de vía alternativa. El habitante suburbano en su Lincoln nuevo y su primo campesino que conduce una vieja carcacha obtienen un provecho más o menos igual de la carretera, aunque el vehículo del uno cueste treinta veces más que el del otro. El valor de la escolarización de un hombre es función del número de años que ha permanecido en escuelas y de la carestía de éstas. La ley no obliga a conducir y en cambio obliga a ir a la escuela.

La sociedad desescolarizada. Ivan Illich


Ayer estuvimos asistiendo por streaming a la conferencia que Cristobal Cobo, daba en el EOI , ... a propósito de su libro "Aprendizaje Invisible" ... y las cosas del twitter, nos enreamos en una conversación muy interesante con Juan Domingo Farnós Miró (@juandoming )... uno de los twitters de e-learning, tecnología, aprendizaje, innovación... más interesantes de la red ... con aportaciones casi enciclopédicas en el twitter y su blog... Y coincido en bastantes cosas en sus apreciaciones ... traemos hoy la entrevista que le hicieron en Learning Review ... con la que tengo algo que me da repelús ... esa concepción del estudiante como usuario ... usuario vs. qué? ... y he traido a colación un texto del comité Invisible y otro de Illich ... Pero imagino que en el twitter nos encontraremos para matizar mi reticencia a la utilización de ese concepto en el mundo de la educación ... y es que como decía Thoreau :

"El costo de una cosa es la cantidad de aquello que yo llamo vida, necesaria para adquirirla, ya sea a corto o a largo plazo"
así que... mientras tanto ... lean sobre educación inclusiva... en la entrevista: “El usuario-alumno pasa a ser el protagonista y responsable único de la formación”

Investigador de Tecnologías Educativas, e-learning, 2.0, 3.0, Inteligencia artificial, mundos virtuales y aumentados
Por María Victoria Minetti

Cambio de roles, adaptabilidad, interactividad, aprendizaje informal y redes sociales, dan cuenta del nuevo mapa educativo que cada día cobra más fuerza.

Learning Review: ¿A qué se denomina e-Learning inclusivo?

Juan Domingo: Pretendemos cambiar la manera de formar a distancia, conservando las características generales del e-Learning, pero generando un nuevo enfoque. Es decir, nuestro e-Learning inclusivo dejará de ofrecer unos formatos estándar de formación online típicos -pero actualmente bastante repetitivos- creando no una plataforma de actuación, sino una filosofía de trabajo científica y estructurada.

LR: ¿Cuáles son los nuevos roles en este modelo?

JD: El usuario-alumno pasa a ser el protagonista y responsable único de la formación; todos los mecanismos girarán alrededor de él, incluso y, sobre todo, el mismo proceso formativo, poniendo todos sus mecanismos metodológicos, organizativos y evaluativos a la disposición "personalizada" del alumno-usuario.

"El e-Learning inclusivo se basa no sólo en aprendizajes formales, si no también informales, por lo que la flexibilidad que permiten las Redes Sociales, benefician su empleo".

Tampoco significa que el e-Learning pierda su impacto colaborativo y socializador, sino todo lo contrario, lo mejora, ya que a partir de esta colaboración entre alumnos, profesores, empresas, profesionales, su desarrollo aumenta de potencialidad.

LR: ¿En qué se debe poner énfasis?

JD: Para ello, es necesario que de prioridad absoluta a los planteamientos sincrónicos (chats, compartir pantallas, presentaciones en pizarras digitales compartidas, etc.); en videoconferencias -la medida del tiempo cambia completamente, los e-mails, fórums, pasan a un segundo plano, sin desaparecer, para aumentar en un noventa por ciento la comunicación instantánea. Eso lo hace parecido a la formación presencial, por su interacción constante y al momento, y a la vez saca lo mejor de la formación online, por sus características en cuanto a situación espacial y de libre elección temporal en la formación, con una usabilidad del material más dinámica, constante, socializadora y evaluativa que hace que todo el proceso se pueda regenerar al momento y según los cambios que vayan produciéndose en todo lo anterior.

Sintetizando: diseñaremos un nuevo espacio de aprendizaje basándonos en las características de e-Learning (aprendizaje en línea), pero a la vez utilizaremos los planteamientos de la Escuela Inclusiva, para hacer los aprendizajes personalizados y socializadores a la vez, lo cuál nos permitirá no sólo utilizarlo en la Formación Superior y/o de Empresas, sino también en cualquier tipo de etapa educativa.(leer más...)

Fuente: [ Learning Review]

buscador

Google