miércoles, 8 de diciembre de 2010

"Somos rastros y reputaciones digitales". Rejillas de lectura: ENTREVISTA Gutiérrez-Rubí en "El País"

Más que un método o una disciplina, la prospectiva es una actitud, es decir, el adjetivo debe preceder al sustantivo.El sentido del término "prospectiva" es evidente y está formado de la misma manera que el de "retrospectiva"; ambos se oponen en la medida en que el primero expresa que miramos hacia delante y no hacia atrás. Un estudio retrospectivo se dirige hacia el pasado y el prospectivo hacia el futuro.Estos dos adjetivos no son perfectamente simétricos en cuanto a su significado, pero sí en su forma, porque tendemos de manera habitual a representarnos el tiempo como una línea en la que el pasado y el futuro corresponden a las dos direcciones posibles. En realidad, el ayer y el mañana son heterogéneos. En cuanto al primero, sólo podemos visualizarlo porque ya no hay nada que podamos hacer, mientras que el mañana significa proyectos cuyas posibilidades están abiertas. Pasar de la retrospectiva a la prospectiva no implica sólo reorientar la atención; requiere una preparación para la acción. Podemos ser prospectivos desde la historia.. y recíprocamente no todo pensamiento futuro es prospectivo: se puede soñar en el año 2200 de la misma manera que en el Egipto de Ramsés II".

Gaston Berger


Hoy traemos a este espacio a Gutiérrez-Rubí Experto en comunicación y consultor político, que publicó '32 Tendencias de cambio 2010-2020' junto al biólogo y especialista en economía digital Juan Freire .. Por cierto el libro os lo podéis descargar ... yo lo estoy leyendo ...
(Aquí tienes la versión pdf del texto , con prólogo de Francis Pisani, que puedes bajarte libremente. Y la versión eBook en formato ePub para la gran mayoría de dispositivos móviles ) ...

"Queremos anticiparnos a lo que todavía no se ve, pero que se mueve y que cambiará lo conocido. A lo nuevo que vendrá y sustituirá a lo caduco: las nuevas tendencias. Conocerlo, anticiparse, adaptarse, será la clave del éxito para muchas empresas, instituciones y líderes. Queremos acompañarte. Podemos formarte."

"Reemplacemos las bolas de cristal por rejillas de lectura:

Solemos apreciar los hechos en función de su espectacularidad –de su valor sorpresa, de su impacto, de su relación con nuestro pequeño mundo–, cuando lo fundamental debieran ser sus implicaciones, las puertas que cierran y abren, las tendencias que desencadenan. Detectarlas
puede resultar más interesante que focalizarnos
en la tensión entre hechos y opinión, como ocurre
en el periodismo tradicional.

El problema reside en que carecemos de herramientas para analizarlas con seriedad. De ahí mi alegría al toparme con el trabajo de Antoni Gutiérrez-Rubí y Juan Freire, para quienes comprender lo que se avecina forma parte de la cultura digital de hoy.

No se trata, por supuesto, de predecir el futuro. Sí de descubrir sobre qué mañanas se abren las puertas de las transformaciones en curso.

Es hora de cambiar nuestras obsoletas bolas de cristal, de sustituirlas por rejillas de lectura (sistema de interpretación, conjunto de elementos para descodificar) de las transiciones de un mundo cada vez más complejo.

Gutierrez-Rubí & Juan Freire


... Como iba diciendo, junto con Juan Freire han creado el Laboratorio de Tendencias que presentan así:

"Vivimos ya en la Sociedad Red, una época caracterizada por fuertes cambios sociales, económicos y culturales que ninguna persona u organización puede obviar.
Nos preocupa entender nuestro entorno caracterizado por una creciente complejidad e incertidumbre, queremos comprender los movimientos de fondo, conocer las nuevas ideas y los nuevos protagonistas de las dinámicas de cambio social que se expresan, fundamentalmente, en la nueva sociedad de la información y la comunicación. Estudiamos y analizamos para ti y para tu organización los documentos y datos de referencia, aquellos que marcan “tendencias”. Te lo explicamos. Te lo documentamos. Te acompañamos en tu procesos de conocimiento de las nuevas ideas."
Y que en el video de "El País" (que no se puede embeber, siguen sin entender ná de ná...) que está en la entrevista podéis ver es "esclarecedor" ...




Y como último apunte, os traemos concretamente, la entrevista publicada en "El País" en Septiembre de este año bajo el título "Gutiérrez-Rubí: "Somos rastros y reputaciones digitales":

Pregunta: La sociedades humanas siempre se han visto inmersas en cambios, ¿Por qué son los que vivimos ahora más profundos que en los últimos siglos?

Respuesta: Por tres razones. La primera, por la extraordinaria potencia, brutal aceleración y reducción del tiempo de penetración de las nuevas tecnologías. En los próximos 18 meses se duplicará toda la información accesible en Internet, algo inimaginable en términos históricos, anteriormente. La segunda por la radical transformación de nuestras maneras de comunicarnos, organizarnos y crear valor. Son cambios estratégicos que reconfiguran nuestra sociedad. Y la tercera, por la globalidad de los mismos. África, por ejemplo, puede conquistar el futuro del siglo XXI sin pasar por la industrialización. En África, el primer banco es una compañía de teléfonos móviles y uno de cada tres africanos ya tiene móvil. Olvídense de los postes y los cables y piensen más en redes y satélites.

P: Las transformaciones que ustedes apuntan ya están sucediendo aunque mucha gente aún no las percibe...

R: Ciertamente, no las perciben, por eso es tan importante estudiar y analizar las tendencias. A veces, sólo vemos la punta del iceberg (que muestra en la superficie sólo el 10% de su masa helada). Otras intuimos la realidad a través de fragmentos, de trozos, de pistas, de rastros que nos ofrecen información intuitiva sin una visión de conjunto. Y, en la mayoría de los casos, son transformaciones en estado germinal que florecerán con toda su potencia. Sean partes, fragmentos o semillas, si analizamos bien las tendencias podremos comprender la globalidad y la potencia transformadora de los cambios.

Anticiparse y detectar los movimientos de fondo que se producen en nuestra sociedad es clave para la dirección estratégica. No se trata de adivinar el futuro, ni de "bolas de cristal" como dice Francis Pisani en el prólogo del libro. Se trata de interpretar las tendencias que ya podemos ver en el presente para diseñar itinerarios que nos permitan prepararnos a lo que viene en sustitución de lo caduco. Como estos cambios son acelerados y radicales, ganar este tiempo de preparación, adaptación y conocimiento es clave para competir en el futuro.

P: En su libro identifican ustedes diferentes áreas de cambio, desde las relaciones personales, a los modelos de negocio o la participación política; todo ello estrechamente relacionado con la transformación tecnológica ¿dónde queda la gente sin acceso a la tecnología?


Fuentes: [varias ]

buscador

Google