lunes, 28 de junio de 2010

I have a dream... La revuelta y el aula digital (II): Malcom X... y la no violencia.




"Los malvados no deben ser exterminados. Querer hacerlo es señal de unilateralidad. Lo importante no es erradicarlos, sino combatirlos. Y ni siquiera combatirlos, sino combatir. No debemos jamás destruir la oposición dialéctica, sino mantenerla".

Horst Matthai Quelle


Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada

Edmund Burke

Uno de los medios más efectivos que tiene el mal es invitar a la lucha

Franz Kafka


[imagen arriba ataque a palestinos por el ejército israelí operación plomo fundido vía alertaroja , abajo ataque a judíos por el ejército alemán vía clarin dos visiones de un holocausto y expulsión de sus lugares de nacimiento]


Esta semana ha sido una semana completita...y estamos insertos en un ataque despiadado ... y estaba pensando en qué escribir... y recordé este texto:

“El pensamiento es tarea de vagos y maleantes. Hay que saber perders para trazar un mapa: vagar por los márgenes y por el desierto, fuera de las fortalezas en las que están encerrados la verdad, el bien y la belleza. Sólo los nómadas descubren otros mundos. Hay que saber pervertir la ley (jugar con ella) y a veces subvertirla (ponerla en cuestión) para cambiar y/o quitar la ley: provocar malos pensamientos en los bien-pensantes, asediar las sedes de la verdad, el bien y la belleza. Sólo los malditos mejoran este mundo”.

Jesús Ibáñez
... así que como hacía mucho que no traíamos nada a nuestra sección de post antiguos recuperados... aquí os traigo este del miércoles 15 de octubre de 2008 para aquellos que no tuvieron la oportunidad de leerlo;-)La revuelta y el aula digital (II): Malcom X... y la no violencia.



"La razón por la que tomo tiempo para contarles esto, es porque creo que una de las primeras cosas que ustedes los jóvenes, especialmente ahora, deben aprender a hacer es ver por sí mismos, escuchar por sí mismos y pensar por sí mismos.

Malcom X. 1965

Por culpa de esta foto que tenéis a la izquierda,... pensando en qué escribir, para continuar con el post de ayer sobre el sueño de Martin Luther King, hoy he recordado un texto sobre el "punctum" en la fotografía del maravilloso libro de 1980 "La cámara lúcida" de Roland Barthes...la foto no dejaba de interrogarme sobre quienes son el negro que está detrás de Luther King y el blanco que agacha la cabeza detras de Malcom X... y cuál fué su historia...y me he preguntado ¿quiénes son todos los demás de los que la historia no se acuerda?

Para continuar con el post de ayer, (martes 14 de octubre de 2008 La revuelta y el aula digital: John Ford, Martin Luther King, Obama, la negritud y... la espera del esplendoroso día de la justicia.

) en el que dimos la visión de Ford y Martin Luther King (la no violencia, la ley...)...vamos a dar la versión de otro negro americano...que representaría no a Ranse Stoddard (James Stewart) -en la película la lucha desde el orden-; sino a Tom Doniphon (John Wayne) -en la película, la lucha desde el caos... el que hace el trabajo sucio... el que realmente mata a Liberty Valance... y libera el oeste...hablamos de la frontera...


Malcom X, antes de llamar a la acción directa, cita a Shakespeare así...

"Leí una vez, de pasada, acerca de un hombre llamado Shakespeare. Sólo leí acerca de él de pasada, pero recuerdo algo que escribió que me conmovió. Lo puso, creo, en boca de Hamlet, quien dijo: "Ser o no ser" --sentía dudas sobre algo--. [Risas] "Si es más noble en la mente del hombre sufrir los golpes y flechas de una fortuna atroz" --la moderación-- "o alzarse en armas contra un mar de dificultades y, al enfrentarlas, darles fin"."

Hoy transcribimos, dentro de nuestra reflexión sobre educación y revuelta, parte de una charla dada por Malcom X en 1965. Aunque como dije en el anterior post no coincido conla visión de Martin Luther King, tampoco me convence la visión violenta... existirá el camino de la mesetez? ... acción directa no violenta? no lo sé... pero me quedo con las palabras de Malcom X nuestra tarea y nuestra acción directa tendrá que pasar para nuestros jóvenes en: ver por sí mismos, escuchar por sí mismos y pensar por sí mismos.

Si os fijáis en la foto de arriba, y en la que pongo aquí a la izquierda ¿quiénes son todos los demás de los que la Historia no se acuerda? ... y que fueron los que construyeron realmente las historias ... en fin, os dejo con el texto...en el que para mí se nos da una clave para el pensamiento sobre el aprendizaje, la educación sea o no electrónica, digital u analógica...

La siguiente charla fue ofrecida en la sede de la Organización de la Unidad Afro-Americana en el Hotel Theresa en Harlem a 37 jóvenes en edad de secundaria de McComb, Mississippi, quienes habían estado involucrados allí en las batallas por los derechos civiles. Habían llegado a Nueva York como parte de un viaje de estudios de ocho días patrocinado por el Comité Coordinador No Violento de Estudiantes (SNCC). Fue en McComb donde el SNCC había comenzado su proyecto de inscripción de votantes y donde en 1961 organizó la primera sentada de Mississippi para eliminar la segregación de las instalaciones públicas. Durante los esfuerzos de inscripción de votantes de 1964, los racistas dinamitaron o quemaron más de 15 iglesias, casas y negocios en McComb.

Me contactaron --creo que estábamos en Naciones Unidas y conocí a la señora Walker--, hace unas dos o tres semanas, y ella dijo que un grupo de estudiantes iba a venir de McComb, Mississippi, y quería saber si me podría reunir y hablar con ustedes. Le dije con franqueza que sería el honor más grande que jamás había de tener en mi vida. Número uno, porque nunca he estado en el estado de Mississippi --y no creo que sea culpa mía--, pero he tenido un enorme deseo de ir allá o de conocer a alguien de ese lugar.

Para no quitarles mucho tiempo, quisiera referirme a un pequeño incidente en el que estuve envuelto hace poco, que les dará una idea de por qué voy a decir lo que voy a decir.

Iba volando en un avión de Argel a Ginebra hace unas cuatro semanas con otros dos americanos. Ambos blancos, un hombre y una mujer. Y después que habíamos volado juntos como por 40 minutos, la dama se volteó y me preguntó --había visto mi maletín y vio las iniciales M y X-- y dijo, "Quisiera preguntarle, ¿qué tipo de apellido puede tener usted que empiece con X?

Entonces le dije : "Ese es: X"

Se quedó callada por un momento. Estuvo callada como por 10 minutos. Hasta ese momento no había estado callada para nada. Y entonces finalmente se volteó y dijo: "¿Bueno, cuál es su nombre de pila?"

Yo dije, "Malcolm".

Se quedó callada otros 10 minutos. Entonces se volteó y dijo: "Bueno, ¿pero usted no es Malcolm X?" [Risas]

Pero la razón por la que ella hizo esa pregunta fue porque en base a lo que había recibido de la prensa y las cosas que había escuchado y leído, esperaba ver algo diferente, o a alguien diferente.

La razón por la que tomo tiempo para contarles esto, es porque creo que una de las primeras cosas que ustedes los jóvenes, especialmente ahora, deben aprender a hacer es ver por sí mismos, escuchar por sí mismos y pensar por sí mismos. Entonces pueden llegar a una decisión inteligente por sí mismos. Pero si se forman el hábito de dejarse llevar por lo que escuchan decir de alguien a otros, o dejarse llevar por lo que otros piensan de alguien, en vez de ir e indagarlo por sí mismos y cerciorarse por sí mismos, van a estar andando hacia el oeste cuando crean que están yendo hacia el este, y andando hacia el este cuando crean que están yendo hacia el oeste. Entonces esta generación, especialmente la de nuestro pueblo, carga con un gran peso, más que en cualquier otro momento de la historia. Lo más importante que podemos aprender a hacer hoy día es pensar por cuenta propia.

Es bueno mantener los oídos bien abiertos y escuchar lo que todos los demás tienen que decir, pero cuando se llega el momento de tomar una decisión se tiene que sopesar todo lo que uno ha oído en base a sus propios méritos, ubicarlo donde le corresponda y llegar entonces a una decisión por cuenta propia. Nunca se van a arrepentir de hacer eso. Sin embargo, si se forman el hábito de aceptar lo que otro dice sobre algo sin corroborarlo ustedes mismos, van a ver que otra gente los hará que odien a sus propios amigos y amen a sus enemigos. Esta es una de las cosas que nuestro pueblo está empezando a aprender ahora: que es muy importante reflexionar sobre cualquier situación por uno mismo. Si no lo hace, entonces siempre lo van a manipular. . . uno nunca va a combatir a sus enemigos, sino que se verá peleándose consigo mismo.

Creo que nuestro pueblo en este país es el mejor ejemplo de eso. Porque muchos de nosotros queremos ser no violentos. Nosotros hablamos muy fuerte, saben, de ser no violentos. Aquí en Harlem donde quizás hay más negros concentrados en un solo lugar que en cualquier otra parte del mundo, algunos al hablar también usan ese discurso no violento. Y cuando dejan de hablar de lo no violentos que son, nos damos cuenta que no son no violentos entre sí. En el Hospital de Harlem, uno puede ir allá un viernes en la noche --¿hoy es qué, viernes?, sí-- uno puede ir allá al Hospital de Harlem, un hospital donde hay más pacientes negros que en cualquier otro hospital del mundo --porque aquí hay una concentración de nuestro pueblo-- y encontrar negros que se reclaman no violentos. Sin embargo, uno los ve llegar ahí todos acuchillados, baleados, vueltos nada, porque se pusieron violentos entre sí.

Entonces la experiencia que tengo es que en muchos casos donde uno se encuentra con negros que siempre están hablando de ser no violentos, no son no violentos entre sí, y no se aman ni son pacientes ni se perdonan unos a otros. Por lo general cuando dicen que son no violentos, lo que quieren decir es que son no violentos con otra gente. Creo que ustedes entienden lo que quiero decir. Son no violentos con el enemigo. Un tipo puede llegar a tu casa, y si es blanco y te quiere descargar cierta cantidad de brutalidad, entonces eres no violento. O puede venir y ponerte una soga al cuello y eres no violento. O puede venir a sacar a tu propio padre y ponerle una soga al cuello y eres no violento. Pero con sólo que otro negro se haga el fuerte, entonces te peleas con él al instante. Lo que demuestra que allí hay una inconsecuencia.(leer más...)

Fuente: [varias]

buscador

Google