miércoles, 10 de marzo de 2010

Las taxonomías personalizadas de WordPress en La bitácora del tigre. @elarequi


Durante la Edad Media, el ser estudioso significaba ser pobre y hasta mendicante. En virtud de su vocación, el estudioso medieval aprendía latín, se convertía en un out-sider digno tanto de la mofa como de la estimación del campesino y del príncipe, del burgués y del clérigo.

Para triunfar en el mundo, el escolástico tenía que ingresar primero en él, entrando en la carrera funcionaria, preferiblemente la eclesiástica. La universidad antigua era una zona liberada para el descubrimiento y el debate de ideas nuevas y viejas. Los maestros y los estudiantes se reunían para leer textos de otros maestros, muertos mucho antes, y las palabras vivas de los maestros difuntos daban nuevas perspectivas a las falacias del mundo presente. La universidad era entonces una comunidad de búsqueda académica y de inquietud endémica.

En la multiversidad moderna esta comunidad ha huido hacia las márgenes, en donde se junta en un apartamento, en la oficina de un profesor o en los aposentos del capellán. El propósito estructural de la universidad moderna guarda poca relación con la búsqueda tradicional. Desde los días de Gutenberg, el intercambio de la indagación disciplinada y crítica se ha trasladado en su mayor parte de la "cátedra" a la imprenta. La universidad moderna ha perdido por incumplimiento su posibilidad de ofrecer un escenario simple para encuentros que sean autónomos y anárquicos, enfocados hacia un interés y sin embargo espontáneos y vivaces, y ha elegido en cambio administrar el proceso mediante el cual se produce lo que ha dado en llamarse investigación y enseñanza.


Ivan Illich . La sociedad desescolarizada. 3. RITUALIZACIÓN DEL PROGRESO El mito de los valores institucionalizados, pp 59

http://www.labitacoradeltigre.com/wp-content/themes/tarski/headers/tigre.jpg
La inmensidad de profesores de nuestro sistema educativo que están trabajando cotidianamente en la red, es una esperanza para que lleguemos a transformar los centros educativos en excelentes (que no de excelencia en esa palabrería de la calidad mal entendida de las empresas ...) lugares para la oportunidad para el aprendizaje y la formación... desgraciadamente cada vez que se hace una reforma no se pregunta a los profesores punteros, los innovadores, los que están a pie de obra que quieren, y están luchando contra la esclerosis múltiple en la que se halla inmerso este país....
Uno de ellos, le sigo hace tiempo @elarequi en twitter... es

La Bitácora del Tigre es obra de Eduardo-Martí­n Larequi Garcí­a, nacido un 7 de julio de 1961 en Pamplona (Navarra). Profesor de enseñanza secundaria por la especialidad de Lengua Castellana y Literatura (desde marzo de 2003, con la condición de Catedrático), ha prestado servicio en los institutos “José Mor de Fuentes”, de Monzón (Huesca), “Picos de Urbión” de Covaleda (Soria) y “Ega”, de San Adrián (Navarra).

En la actualidad, el autor de esta bitácora trabaja en el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra en calidad de asesor docente de la Sección de Nuevas Tecnologías, donde desempeña diversas tareas relacionadas con el PNTE, Programa de Nuevas Tecnologías y Educación. En sus ratos libres, que afortunadamente son bastantes, practica sus aficiones habituales: la literatura, el cine y los ordenadores.

Apasionado por la edición web desde hace ya unos cuantos años, es responsable y factótum de una web relacionada con su especialidad profesional, Lengua en Secundaria. Los interesados en saber el porqué del tí­tulo de la bitácora y su relación con el autor pueden averiguarlo aquí­.

está escribiendo una serie sobre algo que me interesa muchísimo... su blog se llama La Bitácora del Tigre .. y para dar una idea del tono de su escritura es por lo que os traemos una serie que se titula ...
1) Las taxonomías personalizadas de WordPress y sus posibilidades educativas, 1

1. El concepto de taxonomía en WordPress.

Desde la versión 2.3, publicada en septiembre de 2007, WordPress modificó el sistema que hasta entonces venía utilizando para clasificar el contenido, y puso en práctica otro significativamente distinto (y mucho más potente), organizado en torno a tres tablas: wp_terms, que contiene los términos utilizados por la clasificación; wp_term_taxonomy, que permite adjudicar un término a una taxonomía, lo cual determina si un término es una etiqueta, una categoría o ambas cosas; y wp_term_relationships, que relaciona los objetos del blog –es decir, las entradas y los enlaces– con los términos de la taxonomía. Todo ello estaba apoyado por un API taxonómica (posteriormente mejorada en la versión 2.8) que definía una serie de funciones para interrogar a la base de datos y generar consultas sobre ella (para más detalles, véase el artículo WordPress 2.3 Taxonomy Schema, en el que Ryan Boren explica esta importantísima innovación, la correspondiente entrada en el Codex de WordPress, y el modelo gráfico de relaciones publicado por Felipe Lavín en Esquema taxonómico de WordPress). (...)

2. Las taxonomías personalizadas de WordPress y sus posibilidades educativas, 2

3. La construcción de un blog taxonómico.

En la primera entrada de esta serie expuse las ventajas que para un blog educativo puede tener la organización del contenido en base a las taxonomías personalizadas de WordPress. Mostré también el ejemplo de Los libros del Tigre, un blog taxonómico cuyo propósito no es otro que verificar en la práctica este tipo de sitios web, y abordar los problemas y dificultades que pueden derivarse de su práctica. Pues bien, toca ahora explicar cómo he elaborado dicho blog, ya que en el proceso de desarrollo he tenido que afrontar ciertas dificultades cuya resolución tal vez pueda orientar a aquellos colegas que deseen abordar una empresa semejante.(leer más...)

Fuente: [la bitácora del tigre]

buscador

Google