domingo, 14 de febrero de 2010

El mito de la disensión: El rector y una "comisión de sabios" externa tendrán todo el poder en la Universidad


La universidad moderna confiere el privilegio de disentir a aquellos que han sido comprobados y clasificados como fabricantes de dinero o detentadores de poder en potencia. A nadie se le conceden fondos provenientes de impuestos para que tengan así tiempo libre para autoeducarse o el derecho de educar a otros, a menos que al mismo tiempo puedan certificarse sus logros. Las escuelas eligen para cada nivel superior sucesivo a aquellos que en las primeras etapas del juego hayan demostrado ser buenos riesgos1 para el orden establecido. Al tener un monopolio sobre los recursos para el aprendizaje y sobre la inverstidura de los papeles por desempeñar en la sociedad, la universidad invita a sus filas al descubridor y al disidente en potencia. Un grado siempre deja su indeleble marbete con el precio en el currículum de su consumidor. Los grandes universitarios diplomados encajan sólo en un mundo que pone un marbete con el precio de sus cabezas dándoles así el poder de definir el nivel de esperanzas en su sociedad. En cada país, el monto que consume el graduado universitario fija la pauta para todos los demás; si fueran gente civilizada con trabajo o cesantes habrán de aspirar al estilo de vida de los graduados universitarios.


Ivan Illich. La sociedad desescolarizada

Hoy traemos la definición de tres palabras, dos párrafos de Ivan Illich y un artículo en el suplemento Campus del periódico el Mundo ... para la reflexión en base a la noticia sobre el poder y el control de la gestión Universitaria Española:

1) disensión.

(Del lat. dissensĭo, -ōnis).

1. f. Oposición o contrariedad de varias personas en los pareceres o en los propósitos.

2. f. Contienda, riña, altercación.

2) disenso.

(Del lat. dissensus).

1. m. disentimiento.

mutuo ~.

1. m. Der. Conformidad de las partes en disolver o dejar sin efecto el contrato u obligación entre ellas existente.


3) consenso.

(Del lat. consensus).

1. m. Acuerdo producido por consentimiento entre todos los miembros de un grupo o entre varios grupos.


El día 10 de Febrero tuvimos una información en el Mundo Campus que dice así:El rector y una 'comisión de sabios'externa tendrán todo el poder en la Universidad

Educación y la CRUE trabajan ya sobre una propuesta para cambiar las estructuras de gobierno de los campus y eliminar el lastre que suponen la burocracia y las presiones internas sobre la gestión

JUANJO BECERRA | FOTOGRAFÍA DE RAQUEL APARICIO

Rectores maniatados por la obediencia debida al puñado de votos que les sostiene en el cargo, subordinados a las reticencias e intereses de los sindicatos a la hora de fichar a docentes investigadores, presionados por los departamentos y su empeño en implantar una carrera o una asignatura que no demanda nadie, sitiados en su Rectorado por los poderosos reyes de taifas que hacen y deshacen en las escuelas, facultades e institutos universitarios...

Ésa es la ingobernable herencia que ha dejado en los campus españoles una cultura de gestión sustentada sobre principios aparentemente democráticos pero que coloca el servicio público de la educación superior y la investigación a merced de luchas intestinas y de los cuatro estudiantes que votan en las elecciones.

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) se ha aliado con el Ministerio de Educación para buscar, dentro de la Estrategia Universidad 2015, un nuevo modelo de gobernanza que entregue mayor poder a los mandatarios a cambio de depositar sobre sus hombros más responsabilidad.

Para ello, han encargado a la Fundación Conocimiento y Desarrollo (FCYD), que reúne a algunas de las más representativas firmas españolas bajo la presidencia de Ana Patricia Botín, la elaboración de una propuesta, de «clara inspiración empresarial», según se afirma en ella. El documento resultante, al que ha tenido acceso CAMPUS, fue presentado en Madrid el pasado 3 de febrero en un acto al que asistieron el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta, y los comités ejecutivos de la CRUE y la Conferencia de Consejos Sociales, así como representantes de la FCYD y de los grupos parlamentarios Socialista y Popular.


En esta propuesta, algunos verán la privatización de la Universidad, otros la esperanza para un cambio ... mi visión es bien sencilla : las opiniones son libres (libros) ... las decisiones no las tomaremos nosotros ....
Para terminar este posteito , terminamos con otro párrafo de Ivan Illich en La sociedad desescolarizada:


"El sistema escolar de hoy en día desempeña la triple función que ha sido común a las iglesias poderosas a lo largo de la historia. Es simultáneamente el depósito del mito de la sociedad, la institucionalización de las contradicciones de este mito, y el lugar donde ocurre el ritual que reproduce y encubre las disparidades entre el mito y la realidad. El sistema escolar, y en particular la universidad, proporciona hoy grandes oportunidades para criticar el mito y para rebelarse contra las perversiones institucionales. Pero el ritual que exige tolerancia para con las contradicciones fundamentales entre mito e institución para todavía por lo general sin ser puesto en tela de juicio, pues ni la crítica ideológica ni la acción social pueden dar a luz una nueva sociedad. Sólo el desencanto con el ritual social central, el desligarse del mismo, y reformarlo pueden llevar a cabo un cambio radical.

(leer más...)

Fuente: [el mundo. Campus , imágenes arriba vía luisalbertowarat abajo vía asambleamayo2008]

4 comentarios:

Carlos dijo...

La eficiencia, la eficiencia, bajo la capa de la "efi ciencia" se puede montar cualquier "mal eficiente": una universidad empresarial por ejemplo, o más cerca de lo pretendido: una universidad pagada por todos propiedad de unos pocos a merced de intereses privados para fines capitalistas privados, pero esta vez no de tapadillo sino de una manera realmente eficiente y sin luchas intestinas.
Una vez más... ¡Gracias por el post!

eraser dijo...

Carlos, como siempre gracia por tus aportaciones a este pequeño espacio de reflexión... y un placer tenerte por aquí una vez más...
Aquellos q fueron votados, reniegan del control democrático que supone ser elegidos democráticameente? ..en fin...
saludos y salud

ainhoaeus dijo...

No quiero que mi universidad esté entre las mejores del mundo, conozco las intenciones de quienes crean esas listas.

No acepto el poder de los departamentos, que boicotean continuos esfuerzos por mejorar la docencia.

No me gustan los sistemas de selección y clasificación del personal docente-investigador, que premian a aquellos que nunca han conocido vida fuera de la universidad.

Menos mal que contamos con los Sabios que resolverán todos estos problemas y harán de mí una persona eficiente y disciplinada.

eraser dijo...

ainhoaeus ... buenísima intervención, rotunda, clara, y muy apegada a la realidad .... gracias...como no podía ser de otra estoy totalmente de acuerdo contigo...
saludos y salud

buscador

Google