viernes, 23 de octubre de 2009

¿debemos callar o gritar? L’anarquia del silenci. John Cage i l’art experimental


"Quiero defender a la sociedad y a sus habitantes de toda clase de ideologías, incluyendo la ciencia. Toda ideología debe ser vista en perspectiva. Uno no las debe tomar demasiado en serio. Debe leerlas como (se leen) los cuentos de hadas, los que tienen un montón de cosas interesantes que decir, pero que contienen también maliciosas mentiras, o (leerlas) como prescripciones éticas que pueden ser útiles como reglas prácticas, pero que son mortíferas cuando se las sigue al pie de la letra.

Ahora bien ¿no es ésta una extraña y ridícula actitud? La ciencia, de seguro, estuvo siempre en la avanzada de la lucha contra el autoritarismo y la superstición. A la ciencia le debemos nuestra incrementada libertad intelectual frente a las creencias religiosas y, asimismo la liberación de la humanidad de antiguas y rígidas formas de pensamiento. Hoy estas formas de pensamiento no son más que malos sueños –y esto lo aprendimos de la ciencia. Ciencia e ilustración (enlightenment) son una y la misma cosa- incluso los críticos más radicales creen esto. Kropotkin quería terminar con todas las instituciones tradicionales y formas de pensamiento, con excepción de la ciencia. Ibsen critica las ramificaciones más íntimas de la ideología burguesa del siglo XIX, pero deja intocada la ciencia. Levi-Strauss nos ha hecho darnos cuenta que el pensamiento occidental no es la cumbre solitaria del logro humano que una vez se creyó ser, pero excluye a la ciencia de su relativización de las ideologías. Marx y Engels estaban convencidos de que la ciencia ayudaría a los trabajadores en su búsqueda de una liberación intelectual y social. ¿Se engañaban todas estas personas? ¿Están todas ellas equivocadas acerca del rol de la ciencia? ¿Son todas ellas víctimas de una quimera?

A estas preguntas mi respuesta es un firme: sí y no. Ahora, permítanme explicar mi respuesta. Mi explicación contiene dos partes, una más general, y otra más específica. La explicación general es simple: cualquier ideología que rompe el control que un sistema comprensivo de pensamiento ejerce sobre la mente de los hombres contribuye a la liberación humana. Cualquier ideología que hace al hombre cuestionar creencias heredadas es una ayuda a la ilustración. Una verdad que reina sin contrapeso es una tiranía que debe ser derrocada, y cualquier falsedad que pueda ayudarnos en el derrocamiento de este tirano debe ser bienvenida. En consecuencia, la ciencia de los siglos XVII y XVIII fue en realidad un instrumento de liberación e ilustración, no sé porque la ciencia está obligada a continuar siendo un tal instrumento. No hay nada inherente en la ciencia, o en cualquier otra ideología, que la haga esencialmente liberadora, las ideologías pueden deteriorarse y llegar a ser religiones estúpidas, por ejemplo, el marxismo. La ciencia de hoy es muy diferente de la ciencia de 1650, esto es evidente para la mirada más superficial."
Paul Feyerabend: (podéis seguir leyendo aquí)

El 22 de Octubre de 2009, nuestro compañero de facultad y de eSpacios de Medios e Innovación Docente , Juan Antonio escribió un post que me ha gustado, y que versa sobre Ingeniería Kansei, diseño emocional, las emociones y el diseño. … hacía mucho tiempo que estuvimos trabajando sobre ese concepto… y como normalmente ocultamos nuestras emociones, nuestros sentimientos, nuestro diseño interior no vaya a ser que descubramos todas nuestras debilidades… ahí va el post que hemos escrito en nuestro blog sobre arte contemporáneo y cultura… (que comenzó colectivo.. pero que ha quedado hace mucho como un blog personal) .

Como ya sabéis , me encanta John Cage … de hecho, hemos hablado reiteradamente en este blog de el…(John Cage en escenarte) y como andamos en momentos políticos, al “memos” curiosos, por no hablar de ansiosos, nerviosos, … y como resulta que lo más importante, aunque sea para algunos pocos, es trabajar por el desarrollo de espacios colectivos de desarrollo educacionales y lugares de calidad (reales, más allá de certificaciones…) . Por eso, cuando uno entiende que la alta política está en co-participar en el desarrollo de un país (de una empresa, de una organización política, de un espacio colectivo) orgulloso, fuerte, capaz, respetuoso con todos sus habitantes, razonable, cariñoso, deseante.. un lugar al que uno tiene ganas de ir, y vivir su cotidianeidad… y en el que el resto del mundo quiera vivir (ahí no estamos… pero podríamos estar… ) .

Cuando eso ocurre, … cuando esa posibilidad se marca como posible… uno piensa… y recuerda esa maravillosa película “La ley del silencio”(un fruto de la verguenza, de la pena, de la maledicencia, del desparpajo , de la cobardía, de la falta de respeto a las personas, de la desazón, del miedo, del silencio, de la falta de implicación, de la sintomática apariencia que nos hace culpar a todos los demás de nuestras cuitas, de nuestras debilidades….) una tremenda apuesta personal de reflexión sobre un conflicto rotundo, duro, inigualable en el daño que ejerce sobre uno mismo…

Elia Kazan , como dice la wikipedia

” un director de cine que declaró ante el Comité de Actividades Antinorteamericanas en la época del Mccarthismo y la caza de brujas. Testificó contra sus antiguos compañeros del Partido Comunista, delación con la que consiguió mantener su status pero que no olvidaron algunos actores y demás colegas de su profesión. Al recibir su Óscar honorífico, varios de ellos se negaron a aplaudirle y a ponerse en pie, para dejar así patente su rechazo…. “

pero la clave anda en otros lugares… en su excurso sobre su justificación, dura, estéticamente profunda, de apertura a sus entrañas personales no entra en el fondo del problema…

John Ford, uno de los más grandes directores de la historia del cine (y un gran “individualista”, no por ello era irlandés de origen cristiano…) un hombre aparentemente de derechas… dejó a la altura de un pimiento a todos los delatores… no estando a favor de ninguna de las actividades que los activistas de izquierda americanos representaban… cuando lo citan ante el comité de actividades norteamericanas… (como todos los acusados… ) se acogió a la quinta enmienda … nadie podía identificar al maestro Ford con esa línea política, pero su lección quedo clara para la historia… En fin, aquí tenéis una exposición que habla de la anarquía del silencio… ¿debemos callar o gritar?

[Plaça dels Àngels, 1 08001 Barcelona 93 412 08 10]
El seu nom és ben familiar, però la seva obra no és coneguda de manera extensa i profunda. John Cage (1912-1992) va definir una pràctica tan radical de la composició musical que va canviar el curs de la música moderna al segle passat i va configurar un nou horitzó conceptual per a l’art de postguerra. A fi de reflectir la rellevant contribució de Cage a l’art contemporani, el MACBA presenta la major exposició que es dedica a l’artista en l’àmbit internacional des de la seva mort.

La mostra farà un recorregut per la trajectòria de l’artista, des de les seves primeres obres de la dècada de 1930, les peces que van ampliar els paràmetres de la música de percussió incorporant els instruments menys convencionals, passant pel seu «piano preparat», fins a la seva famosa teoria sobre el «silenci» (i la composició 4′33″) i el seu desplegament innovador de l’atzar i després la indeterminació, i culminarà amb la seva innovadora obra multimèdia, que va començar en la dècada de 1960 i va continuar fins a la de 1980. Una de les seccions principals de l’exposició mostrarà la xarxa de repercussions a mesura que la radical transformació conceptual de la «composició» per part de Cage anava introduint les estratègies de l’art avançat. Una trajectòria emmarcada pels diàlegs amb artistes –Marcel Duchamp i Robert Rauschenberg, entre molts altres– que reacciona davant dels mateixos mitjans de comunicació emergents que Andy Warhol.



(leer más...)

Fuente: [eSpacios de Medios e Innovación Docente. Facultad de Comunicación. Universidad de Sevilla]

buscador

Google